Locales comerciales

El proyecto en cuestión se localiza en un pequeño lote en la intersección de las calles Córdoba y Alvarado dentro de una manzana fundacional en cuya esquina se encuentra la Iglesia San Francisco que ocupa gran parte de la misma.
Si analizamos el contexto del lote observamos que la fachada este de la calle Córdoba entre Caseros y Alvarado, desde el complejo San Francisco hasta la propiedad a intervenir todas las construcciones son italianizantes, esto también se da de manera muy homogénea y con ejemplos de mucha calidad hacia el sur en la calle Córdoba entre Alvarado y Urquiza.
La calle Alvarado desde Pueyrredon hasta Buenos Aires se encuentra con un alto grado de intervenciones de diferentes períodos y estilos que la convirtieron en cuadras muy des armónicas y degradadas.
El edificio que se plantea toma el carácter de la calle Córdoba, con un ritmo de llenos y vacíos que responden a la arquitectura italianizante dominante entre Caseros y Urquiza, con un lenguaje y uso de materiales contemporáneos y a la vez respetuosos del contexto, se define la arquitectura que se propone como un cierre a la fachada de San Francisco en su esquina opuesta y a la vez como una continuidad armónica hacia el sur de la calle Córdoba.



 

PLANTA BAJA
PLANTA ALTA
FRENTE
CORTES
CORTES 2