Vivienda unifamiliar

   El terreno está localizado en un valle longitudinal entre dos serranías, que es el acceso norte a la ciudad. Casi al final de este valle y antes de acceder a la ciudad se conforma un abra que marca un límite entre el ámbito urbano y éste ámbito natural con hermosas vistas hacia la ciudad. En ese límite natural está ubicado el terreno.

La propuesta responde acabadamente a un programa de necesidades y antecedentes provistos con mucha precisión y claridad por sus propietarios.

El mayor desafío del proyecto fue lograr en sus ambientes principales las mejores vistas y a la vez la mejor orientación.

Fue una premisa muy importante que la localización de la vivienda en el terreno preserve la vegetación autóctona existente sin eliminar los árboles y arbustos que la conforman.

La vivienda por preferencia de los propietarios, características del suelo y la importancia del entorno natural, se decidió realizarla suspendida sobre el terreno apoyándose en el mismo lo estrictamente necesario para acceder a la misma.

Considerando las premisas descriptas la vivienda se resuelve en una planta con forma de cruz y en tres niveles, la cruz es una forma que permite aperturas visuales similares a las de un círculo que pueden abarcar los 360º.

En el encuentro de los brazos de la cruz se genera un espacio de triple altura que relaciona todos los niveles y contiene una escalera transparente y un jardín sobre el terreno natural por debajo de la planta baja.

FRENTE PRINCIPAL
FRENTE OESTE
FRENTE ESTE
SALA DE MAQUINAS
PLANTA BAJA
PRIMER PISO
SEGUNDO PISO
PLANTA DE TECHOS
CORTE A-A
CORTE B-B
CORTE C-C
CORTE D-D